¿Cómo cuidar nuestro cerebro? Un especialista del IMSS lo explica

La actividad física ayuda a mantener el cerebro sano, lo que deriva en un organismo funcional y una vida de calidad, explicó el neurólogo adscrito al Hospital General Regional con Medicina Familiar 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Catlanni Talithanne Amador Solís.

“La actividad física también incrementa el flujo sanguíneo cerebral y reduce la posibilidad del síndrome metabólico y reduce la posibilidad de degeneración de las células cerebrales y previene el desarrollo de enfermedades como el Parkinson o neuromusculares”, explicó. 

Por eso recomendó realizar ejercicio regular por lo menos 30 minutos al día, pues esto permite mantener un adecuado funcionamiento del organismo. 


En el marco del Día Mundial del Cerebro, que se conmemora este 22 de julio, refirió que las relaciones sociales también ayudan a conservar un cerebro sano. 

Indicó que la relación con otras personas proporciona conocimientos y experiencias, lo que ha demostrado que adquirir nuevas habilidades evita el desarrollo de algunas enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

El neurólogo explicó que es fundamental tener un sueño reparador, porque dormir adecuadamente y descansar permite, entre otras cosas, consolidar la memoria y mejorar la atención en las actividades cotidianas. 


“También es importante llevar a cabo una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras y granos, reducir el consumo de carnes rojas y alimentos procesados.

“El exceso de grasas y azucares ocasiona oclusión de los pequeños vasos sanguíneos del cerebro, lo cual puede llevar a problemas cognitivos por muerte neuronal. También se debe evitar el consumo de tabaco o alcohol, porque este tipo de sustancias producen degeneración de las neuronas especializadas del cerebro”, dijo.

Amador Solís refirió que es necesario tener un adecuado control de las enfermedades crónicas, como la hipertensión, diabetes y obesidad, porque son factores de riesgo muy importantes para el desarrollo de la enfermedad vascular cerebral.


Se debe procurar una alta reserva cognitiva para evitar enfermedades neurodegenerativas como las demencias, y esto se puede alcanzar “mediante la lectura y la escritura de forma regular porque son maneras de mantener nuestro cerebro activo”.

Además, cualquier aprendizaje nuevo favorecerá el mantenimiento y desarrollo de la mente, por lo cual recomendó los juegos de mesa, porque pueden mejorar la memoria, el cálculo y la función ejecutiva.