Desalojarán a la UNIVA, pierde predio donado en 2009

•La empresa DRT logró recuperar un predio de 96 mil 415 metros cuadrados.

Lo que en marzo de 2009 comenzó como un acto de buena voluntad que enviaba un mensaje de progreso, cooperación e impulso de la educación en el estado, incluso con el testimonio de autoridades gubernamentales, terminó en un pleito legal con desalojo y uso de la fuerza pública, en caso de ser necesario.

Entre los testigos del convenio destacaron el entonces Secretario de Gobierno, Alfredo Botello y el ex Gobernador del Estado, Enrique Burgos.

Cuando el 31 de marzo de 2009 se tomaron la foto del recuerdo los representantes de DRT, una de las empresas constructoras de mayor peso en el estado y los representantes de la Universidad UNIVA, con la presencia del entonces Secretario de Gobierno, Alfredo Botello, nadie pensaba que el acuerdo terminaría en pleito.

Así lo confirma la sentencia definitiva del expediente 89/2017 correspondiente al Juicio Ordinario Civil sobre recisión de contrato de donación entre la demandante Impulsora Mexicana de Desarrollos Inmobiliarios S.A. de C.V. fusionada a PRAEGRESSUS S.A.P.I de C.V. y la demandada Instituto Superior Autónomo de Occidente A.C., de la cual Expreso Querétaro posee una copia. 

La firma del convenio de donación se registró en abril de 2009 con la presencia del entonces Obispo de la Diócesis de Querétaro,  Mario de Gasperín Gasperín, entre otros.

En ese momento, Desarrollos Inmobiliarios donó a la Universidad UNIVA un terreno de 96 mil 415.561 metros cuadrados, pero en el contrato había varias cláusulas que obligaban a la institución educativa a realizar diversas acciones para mantener vigente la donación.

Entre ella, tramitar los permisos correspondientes para la construcción de una universidad UNIVA y, desde luego, la construcción y operación de la misma; cosa que no sucedió.

En mayo de 2017 la empresa constructora demandó la rescisión del contrato de donación y, finalmente, en agosto pasado, un juez ordenó la entrega del terreno a la constructora.

De acuerdo con el documento de 69 páginas la empresa Desarrollos Inmobiliarios demandó en 2017 la rescisión del contrato de donación otorgado el 31 de marzo de 2009 por diversos incumplimientos del mismo.

Y es que, según se desprende de la resolución del Juez segundo de distrito de primera instancia civil, Carlos Arturo Juárez Morales, la Universidad UNIVA dejó de cumplir al menos 4 cláusulas del convenio de donación.

“La parte demandada ha sido omisa en entregar, e informar o notificar de que haya dado cumplimiento en los plazos y términos convenidos a las condiciones resolutorias establecidas en la cláusula tercera del contrato de donación base de la acción, sin que opere o esté funcionando Universidad UNIVA alguna”, refiere el juzgador en su sentencia.

Así, se especifíca que UNIVA no ha destinado el inmueble para instalación, dedicadas a la impartición de educación superior, así como tampoco tramitó ni obtuvo los permisos, licencias y autorizaciones para levantar el complejo inmobiliario o campus destinado a la impartición de educación a nivel superior conforme a las especificaciones técnicas que corresponden a las instituciones de Grupo UNIVA.

De igual manera, el Juez acreditó que la institución educativa no inició en el inmueble objeto de donación las operaciones de una Universidad UNIVA en los términos y con los estándares de Grupo UNIVA y de todas las Universidades UNIVA del País.

Por su parte, el Instituto Superior Autónomo de Occidente AC (UNIVA) respondió y si bien son ciertas las afirmaciones, hubo obstáculos para llevarlas a cabo y pidió al juez tomarlas en cuenta.

Además, refirió que expidió, a favor de DRT, un recibo de deducibilidad por dos millones 44 mil 550.30 pesos, valor igualitario al predio.

“Señala que la posesión fue perturbada y tuvo que pagar 350 mil pesos por lo cual la donación no fue libre de cargas y obstáculos. El predio carecía de permisos como había sido el compromiso de la donante. Alega la prescripción de la acción legal por haber pasado nueve años desde la donación”, refieren los alegatos de la UNIVA, mismos que fueros desestimados por el Juez.

LA RESOLUCIÓN 

Ante ello, el pasado 20 de mayo, el Juez segundo de distrito de primera instancia civil determinó que Impulsora Mexicana de Desarrollos Inmobiliarios S.A. de C.V. fusionada a PRAEGRESSUS S.A.P.I de C.V. acreditó los hechos constitutivos de su acción de recisión, en tanto que la parte demandada, Instituto Superior Autónomo de Occidente A.C., no acreditó sus excepciones.

“Se declara la rescisión del contrato de donación de fecha 31 de marzo de 2009”, sentenció.

Asimismo, el juzgador condenó al Instituto Superior Autónomo de Occidente A.C. a devolver a la parte actora PRAEGRESSUS S.A.P.I de C.V. fusionante de Impulsora de Desarrollos Inmobiliarios S.A. de C.V., aún de manera forzosa con las construcciones, mejoras, frutos y accesiones que habrán de quedar en beneficio de la parte actora -donante-, el inmueble objeto de donación.

En cuanto a la cantidad que la donataria pagó por concepto de deducibilidad de impuestos se condena a la parte actora PRAEGRESSUS S.A.P.I de C.V. a devolver al Instituto Superior Autónomo de Occidente A.C. la cantidad de 2 millones 44 mil 550.30 pesos 

La resolución del Juez obliga a UNIVA a devolver el terreno y a DRT a devolver 2 millones 44 mil pesos que había deducido de impuestos, producto de la donación.

Pero UNIVA no acató la resolución del juez por lo que el pasado 11 de agosto de 2020 el juez segundo de distrito de primera instancia civil, Carlos Arturo Juárez Morales acusó de rebeldía a la UNIVA y procede a la ejecución forzosa.

En otras palabras, ordenó a un actuario constituirse en el domicilio Ejido El Pozo Municipio de El Marqués para que proceda a ponerlo en posesión real, material y jurídica a la parte actora y para el cumplimiento se autoriza, en caso de ser estrictamente necesario, el uso de las medidas de apremio que marca la ley, consistentes en el uso de la fuerza pública, rompimiento de chapas y cerraduras, así como el uso de cerrajero, lo que sucederá de manera inminente.