Emite vocería ultimátum para evitar endurecer aún más las medidas sanitarias para evitar contagios de COVID-19

Hoy estamos cerca de tener que endurecer aún más las medidas preventivas para disminuir los casos de Covid-19 en el estado, aseguró el Vocero Organizacional, Rafael López González.

Explicó que existen muchas personas que, ante las instrucciones de cancelar actividades no esenciales, hay quienes no hacen el esfuerzo de detenerse, por lo que los días más importantes del año tanto para la economía como para la convivencia, podrían estar regulados en pro de desahogar nuestra respuesta médica.

Recordó que como sociedad ya hemos logrado organizarnos antes para mitigar los efectos de COVID-19, como ocurrió durante los primeros cuatro meses del fenómeno, en los que Querétaro se mantuvo como uno de los estados con mejor contención en la cadena de transmisión; en buena medida gracias al entrenamiento social, que nos enseñó a vivir sin contagiarnos y que nos permitió retomar muchas de las actividades anteriores a la pandemia.

No obstante, comentó, gradualmente hemos ido bajando la guardia como sociedad, por lo que es momento de incrementar la responsabilidad.

 Al hacer un balance de los principales indicadores, resaltó que tan solo del 21 al 28 de noviembre se registraron más casos positivos que los registrados en todo el mes de octubre.

 El Vocero puntualizó que lo alarmante no es sólo el crecimiento de la enfermedad, sino su aceleración durante las últimas semanas.

Don Juan, de 61 años venció al COVID-19, pese a tener diabetes e hipertensión

Don Juan de 61 años, diagnosticado con diabetes e hipertensión, ingresó el pasado 29 de octubre al Hospital General de Querétaro; tenía COVID-19 y hoy, poco más de 30 días después se recupera en su casa con un diagnóstico favorable.

Oriundo de Zacatecas, pero radicado en Querétaro desde hace 30 años, don Juan tenía, al momento de ser ingresado al Hospital General de Querétaro un estado de salud grave y, por sus comorbilidades, sus posibilidades de sobrevivir a la enfermedad que ha cobrado ya en el estado mil 653 vidas eran mínimas.

El sexagenario explicó que el trato recibido por parte del personal del Hospital General, tanto el médico, como el de enfermería y del área administrativa, fue primordial para su evolución.

“Vi pacientes que murieron, quizás porque tenían un estado de salud más grave o porque acudieron de forma tardía, pero mis familiares me trajeron en el momento en que comencé a presentar síntomas”, recordó.

Don Juan agradeció la atención que recibió en el Hospital General de Querétaro desde que llegó al servicio de Urgencias hasta las consultas externas que ha recibido, luego de obtener el alta médica del servicio de hospitalización.

Destacó también el novedoso sistema de cartas y videollamadas que pueden hacer los pacientes por COVID-19 con sus familiares, previa autorización del médico tratante, pues permite un acercamiento virtual en un momento muy sensible para ambas partes.

“Recibir una carta o hacer una videollamada con mis familiares me dio ánimo para superar la adversidad, me dio ánimo para recuperarme y volver a estar con ellos”. 

“El virus es real y por eso le pido a la gente que tenga síntomas, que acuda de inmediato al servicio médico para evitar más muertes, siga las recomendaciones para prevenirla y se termine lo más pronto posible esta situación de emergencia”, dijo.

Las autoridades sanitarias del estado estiman el de don Juan, como un caso de éxito en el combate a COVID-19, pues llegó con un cuadro grave al servicio de urgencias y en su momento pasó a seguimiento en el área de hospitalización, lo que permitió que mejorara su patrón ventilatorio, controlara su nivel glucémico y se estabilizara la presión arterial, lo que permitió un egreso rápido.